Puedes enviarnos tus aportaciones a la dirección de correo: Ciudadetinta@outlook.es . Agradecemos vuestro tiempo y comentarios, entre todos formamos esta ciudad de tinta que pronto se convertirá en una urbe.

NO RESEÑAMOS NOVELA ERÓTICA, lamentamos las molestias.


jueves, 20 de julio de 2017

Reseña: Árboles de Carne


Título: Árboles de Carne
Autor: Javier Sanchez García
ISBN: 978-84-95635-13-6
Tapa: Blanda
Nº de Páginas: 107


Sinopsis:

El intercambio de sensaciones y escenarios entre Benquerencia de la Serena y la ciudad alemana de Dusseldorf, forman parte de la especial toponomia de la distancia que el autor construye para exponer las vidas de los protagonistas. Y como dice una de las protagonistas, las personas se asemejan a los árboles "poseen un tronco, igual que nosotros, y sus ramas son como nuestros brazos. Incluso sus hojas se parecen a nuestra cabellera. Y su savia es como nuestra sangre..."


Valoración (Del 0 al 10)

  • Argumento: 7.6
  • Desarrollo: 8.2
  • Final: 7.2
  • Personajes: 8.4
  • Ambientación: 7.1
  • Ilustraciones: --
  • Adictivo: 7.4
  • Sensaciones:  8.2

Nota Media: 7.7

Observaciones:


Una obra interesante que nos muestra el pensamiento y emociones de las personas que tuvieron que migrar a Alemania y otros países durante los años posteriores a la guerra. Llena de emoción y traiciones, Árboles de Carne es una obra que llega a los sentimientos y nos hace sentir en la piel de aquellos viajeros que partieron para no regresar. Recomendada para todo tipo de lectores por su rápida y fácil lectura.

Colaboración: Última Llamada. Una Historia de Amor (Capítulo VIII)

IX

De repente, siento como una calma infinita. Como un bienestar profundo e íntimo. Y noto cómo el sol va levantando, lentamente, la neblina del callejón. Y yo puedo ver la calle otra vez.

Un nuevo día amanece en Madrid, Ángela. Quién diría que es un día especial. La calle Marqués de Zafra es un bulle bulle de gente que va y viene al metro de Manuel Becerra. Oigo el vozarrón del camarero de El Brillante: “Pasen al fondo señores, hay porras, churros calentitos, recentitos, hechos aquí…”

Luego, el coche del Samur encara la calle de Alcalá. A la izquierda deja atrás el cine Universal que, ahora, es un bingo. A la derecha, la iglesia de Covadonga celebra la primera misa del día. Y los árboles mecen sus ramas, al ritmo de una cadenciosa música.

- Mira, Ángela, qué bonito está el otoño – no puedo por menos que susurrarte, emocionado.

Y entonces tú me das la mano y me sonríes como solo tú sabes hacerlo. Y miramos por los cristales del coche el día que hace hoy. Mientras, el viento arranca a nuestro paso una cortina de hojas que mueren dulcemente en las aceras. Y en la calzada. Que continúa, luego, por Goya. Y por los bulevares de Génova, de Carranza, de Alberto Aguilera. Y más allá…

Y el día también avanza. Rápidamente. Y, en un suspiro, cae la tarde. Y la noche. Como han caído también, suspirando, las hojas moribundas.

Entonces, antes de dormirte, tú me dices como siempre:

- Que tengas felices sueños, mi amor.

Pero esta vez ya no me sueltas la mano. Ni te das la vuelta en la cama, como hacías antes. Sino que te arrebujas a mi lado.

Y yo, por fin, siento una paz dulcísima. Como nunca antes la había sentido. Mientras cierro también los ojos, sintiéndome pleno y feliz.

Y me parece que consigo entrar, por primera vez en mi vida, Ángela, en tus sueños.
 
 
Colaboración de: Francisco Rodríguez Tejedor.

lunes, 17 de julio de 2017

Reseña: Norzag




Título: Norzag
Autora: Raquel Lobato
Editorial: Editorial Adarve
Fecha 1ª edición: Junio de 2017
ISBN: 978-84-16824-37-3
Tapa: Blanda
Nº de Páginas: 441


Sinopsis:

La Tierra, año 2217. La Gran Alianza y la Zona Inerte conforman la vida en el planeta. En un mundo dividido entre el progreso y la precariedad, una bella joven llamada Brooke es recluida junto a sus hermanos en el Instituto de Alto Rendimiento de la Neurópolis 20. Sus IRobots, y sus inseparables amigos Freddie y Jason, le ayudarán a investigar sobre el paradero de sus desaparecidos progenitores, sorteando vibrantes batallas y poniendo la vida en peligro en numerosas situaciones repletas de riesgo e intriga. En la búsqueda descubrirá pistas inconexas de una aterradora realidad y conocerá a Hyrokin, un apuesto joven que dice ser de un lejano lugar llamado Tordon

Pero Russell, el joven Inspector del IAR, y perdidamente enamorado de la muchacha, acabará percatándose de su rebeldía e intentará alejarla de su objetivo.

Mientras ambos chicos se disputan un extraño y preciado elemento y el afecto de Brooke, ella, ajena a sus propósitos, seguirá con su lucha por desenmascarar las crueles ambiciones del despiadado Mandatario del Núcleo. Quizás un nuevo Mundo pueda responder a todas sus preguntas…


Valoración (Del 0 al 10)

  • Argumento: 8.8
  • Desarrollo: 8.1
  • Final: 8.7
  • Personajes: 9
  • Ambientación: 9.2
  • Ilustraciones: 8
  • Adictivo: 8.8
  • Sensaciones: 9.2

Nota Media: 8.7

Observaciones:

Una obra bastante bien estructurada, cargada de emociones, acción y misterio en un mundo post-apocalíptico. Con unos personajes que nos atraparán y nos conducirán a través de una historia que nos enganchará desde el principio. Muy recomendado para los amantes de la ciencia ficción y los jóvenes en general.


Cómpralo directamente AQUÍ 
 

Biografía: Raquel Lobato


Biografía:

Nació en 1974 en Barcelona. Con doce años ya había leído más de cincuenta obras literarias. Amante de Isaac Asimov, decidió estudiar Ingeniería Superior en Informática en la UPC. Tras años de programadora descubrió su vocación por la docencia como profesora de matemáticas. Sus años en la enseñanza generaron entusiasmo por los adolescentes, el frenesí por la ciencia-ficción y la pasión por la lectura, dando a luz en 2016 a su primera novela juvenil de ciencia-ficción.
 

Obras Literarias: 

miércoles, 12 de julio de 2017

Colaboración: Última Llamada. Una Historia de Amor (Capítulo VIII)



VIII

De repente, los oigo llegar, Ángela, pero no tocan el timbre. La llave gira dos vueltas en la cerradura con un leve chirrido y dos martillazos. Y, antes de que pueda preguntarme cómo han abierto, aparecen en nuestra habitación, Ángela: un médico, dos enfermeros y nuestro portero, que todavía lleva la llave en la mano.

Rápidamente te auscultan, comprueban el ausente latido, la inmovilidad de tus ojos, el frío que avanza por tus venas. Luego retiran la colcha, extienden una bolsa larga y se disponen a levantar tu cuerpo para depositarlo en ella.

Un enfermero mete su brazo bajo tus hombros y otro enfermero bajo tus rodillas. Te elevan un momento y, luego, te descienden sobre la bolsa abierta. Y cierran la cremallera. Qué dura es la certificación de la verdad. La burocracia irrefutable de los hechos.

Debería llamar ya a Ángel y a Pilarín.

Aunque antes de que pueda hacerlo me auscultan también a mí. Yo les dejo hacer en silencio. Estoy conmocionado por lo que ha ocurrido, pero tengo que sobreponerme. Y luego tengo que llamar a Ángel y a Pilarín, ser fuerte ante ellos.

Pero antes de que me de cuenta, de que pueda reaccionar, han extendido una nueva bolsa. Me cogen también por los hombros y por los pies y me meten en ella.

Yo grito y grito, pero la neblina del callejón me envuelve de nuevo, me atenaza, me inmoviliza. Y solo llego a oír, lejano, al otro lado de un océano de cansancio y de misterio, cómo suben la cremallera.

El portero se santigua entonces, no sabría decir por qué, ni tampoco cómo puedo verlo. Luego le oigo llamar a Pilarín.

- Pilar, buenos días. Soy Calixto, el portero… Bien, bien… ¡Pilar, ha ocurrido una desgracia en casa de sus padres…! No, no ha sido su madre. Es decir, sí… Pero primero ha muerto su padre. Luego ella ha avisado al Samur y, a continuación, le ha fallado el corazón. Los llevamos a los dos al Anatómico Forense. El Samur se está encargando. Nos vemos allí… Cuánto lo siento, Pilar. Llame, por favor, a su hermano… Adiós, adiós .

Colaboración de: Francisco Rodríguez Tejedor.

jueves, 6 de julio de 2017

Dulces sueños por Mi Pluma LMC


Reposo en la calma, pues mi alma azorada de tormento pide a gritos un deseo: que regrese el sosiego.
Y en la dulce melodía de las palabras —las tranquilas, las del corazón extraídas y de cariño bañadas— me duermo. Plácido sueño de ilusiones acariciando el amor con mis manos, mas en el despertar, fugaz se vuelve la estrella. 
Déjame cerrar los ojos de nuevo y cántame esa canción, la que con voz de tercipelo mima mi oído, alejando el dolor de ruidosas incomprensiones. Y durmamos así, abrazados, entre tus notas.

martes, 4 de julio de 2017

Colaboración: Última Llamada. Una Historia de Amor (Capítulo VII)



VII

Miro ahora el reloj. Y me veo a mí mismo como si saliera por primera vez de un callejón, un callejón donde duermen los perros abandonados envueltos en la neblina. ¿Por qué será?

Un día nuevo empieza, es verdad. Ahora son las ocho y media. Una hora como otra cualquiera. Solo que ya debieran haber llegado los del Samur, después de tu llamada a las ocho menos cuarto. Aunque, quizá, haya influido que el tráfico se pone muy pesado por

los autobuses de los colegios que circulan a estas horas de la mañana. Y, además, estamos a primeros de mes y la gente coge mucho el coche, porque las carteras están todavía repletas. Pero no tardarán en llegar. Si en diez minutos no aparecen, llamaré yo de nuevo.

En la espera, te cojo de la mano, Ángela, como tantas otras veces, miles de veces, he hecho en este mismo sitio. Lucho porque se te mantenga caliente, entre las mías, pero la muerte avanza como un ejército de escarcha. Y, para evadirme, te imagino navegando conmigo en un sueño infantil y eterno, inocente y blanco, como yo creo que fue toda tu vida.

Colaboración de: Francisco Rodríguez Tejedor.